Joan Garrido

«La incertidumbre provoca mucha impotencia».

Hoy nos trasladamos a Granollers, la capital del Vallès Oriental, para hablar con Joan Garrido, el director de la compañía de teatro musical Milnotes. Para mí será un recorrido por mis recuerdos de adolescencia, así que disculpadme si me pongo algo nostálgica al rememorar aquellas clases de teatro con los hermanos Roda y los momentos tan entrañables vividos cuando representábamos nuestras obras en el Teatro de Ponent.

Joan Garrido creció en Corró d’Amunt. A pesar de no poder parar quieto, de pequeño no participaba en ninguna actividad extraescolar, exceptuando un curso de karate. Su tía cantaba en el coro de zarzuela del Aula lírica de Granollers y, un día, cuando ensayaba el espectáculo Gigantes y Cabezudos, animó a Garrido a participar. Para entonces, tenía 9 años y empezó a ir con ella a modo de divertimento. Pero el día del estreno, cuando vio los decorados, la producción y el vestuario, se quedó tan fascinado que decidió que participaría en todos los montajes que pudiera.

Un día vio un reportaje en televisión sobre Els pastorets de Granollers y se apuntó, alternando los ensayos con los de la zarzuela. Hasta cumplir quince años no recibió sus primeras clases extraescolares de teatro con Txell Roda en el IES Vallbona. A posteriori, se inscribió en el Taller Teatre Escola donde se formó durante 4 años. Fue en ese preciso momento cuando se cruzaron nuestros caminos y empezó nuestra amistad. También fue donde coincidimos con Bertus Companyó, un buen amigo y teatrero de Granollers, a quien envío un beso al cielo, donde seguro que estará escribiendo o poniendo en escena una obra con su compañía Vainilla Lila.

Con 17 años, Garrido entró en la compañía de zarzuela de Barcelona como tenor cómico, dirigido por Josep Maria Damunt. Fue su primer trabajo profesional y le abrió las puertas a otras compañías como Ciutat Condal o Ciutat de Terrassa. Alternaba su trabajo de camarero y cocinero con la zarzuela, pero la idea de dedicarse únicamente al teatro era aún una utopía. El año 2013 inauguró la escuela de teatro Milnotes en la calle Miquel Ricomà, compaginando la dirección del centro con su trabajo de dependiente en una administración de lotería. A medida que fue aumentando la actividad teatral, olvidó sus miedos económicos y decidió dedicarse exclusivamente a Milnotes.

Me gustaría hacer hincapié en la importancia de participar en Els Pastorets de Granollers. Para Garrido fue un punto de inflexión en su carrera profesional, puesto que no sólo actuó en el clásico navideño, también dirigió los montajes primero de su pueblo Corró d’Amunt y luego en Les Franqueses. La espectacularidad, originalidad y profesionalidad de las puestas en escena en el Teatre Auditori de Bellavista originaron la creación del espectáculo musical Do, re, mi Els pastorets y mostraron la necesidad de formar una compañía estable. Así es como nace Milnotes.

Actualmente, Milnotes tiene abiertos a contratación cuatro espectáculos: La corte del Faraón, La del manojo de rosas, Chicago, el musical en catalán, y el recién estrenado El gran llibre de Nadal, que estos días hemos podido ver en el Teatre de Llevant y el Cercle Catòlic de Gràcia.

No podíamos acabar esta introducción sin hablar de Antònia. Cada año, en abril o marzo, se organiza la Open Night, una noche en la que abren las tiendas de Granollers con descuentos especiales y actividades capitaneadas por Antònia, un personaje encarnado por Garrido, que se ha convertido en la imagen de la asociación de comerciantes del Gran Centre. Se trata de una granollerense, al más puro estilo de La Teresina S.A., protagonista de una serie divertidísima durante el confinamiento.

Entrevista completa con Joan Garrido.

De aquel Joan que empezó a hacer teatro queda la esencia, su pasión e ilusión. Sobre todo, la emoción de trabajar en lo que me fascinaba cuando era joven.

¿Cómo viviste la temporada del confinamiento con Milnotes cerrado, viendo que no entraban ingresos y que lo que tenían que ser quince días se convirtieron en tres meses? La Antònia Forever nos proporcionó muy buenos momentos, pero tú tuviste que buscar otro trabajo.

En un primer momento, pensé que era un desatino, pero sólo serían quince días. Cuando ví que pasaban quince más y quince más y nos empezaron a anular los bolos, el estreno en el Teatre Auditori… me empecé a preocupar de verdad y a no entender bien el qué estaba pasando. Con sesiones de meditación, acepté la situación y me puse a crear cosas nuevas. Se me ocurrió un vídeo divertido sobre el confinamiento y, a partir de aquí, nació la serie Antònia Forever. Inventar com vivía esta mujer el encierro obligatorio, escribir el guión y producir yo mismo en casa me mantuvo muy distraído y activo. Monté una productora en casa.

Y cuando por fin empieza la nueva normalidad, una segunda ola provoca nuevas restricciones en la actividad cultural. Los teatros y centros de eduación no reglados fueron los primeros en cerrar y los últimos en reabrir.

Son muchas cosas las que no se entienden. ¿Por qué no podemos impartir clases con todas las prevenciones y diez alumnos por grupo? Nosotros tenemos espacios grandes para poder trabajar. Queríamos ofrecer clases pero no nos dejaban. La incertidumbre provoca mucha impotencia.

¿Cómo són las clases post-pandemia? ¿Las familias tienen miedo de apuntar a l@s más pequeñ@s? ¿Funciona el enseñamiento actoral en línea?

Es la pregunta del millón. El trabajo online no es el mismo que hacer clases en vivo. El teatro es expresión, trabajo de grupo, química, conocer personas. No hay interacción ni contacto cuando es online. Se pueden hacer cosas, pero durante poco tiempo. Para trabajar texto es perfecto, por ejemplo, con Txell Roda hemos hecho lecturas dramatizadas. Pero llega un momento en que es necesario verte cara a cara. En cuanto a las familias, sí, hay alumnos que han dejado de venir porque en casa tienen miedo. Un miedo no de hacer teatro, sinó un pánico general a las extraescolares, a salir, a ver a la familia. Tenemos que aprender a convivir con el virus, no nos podemos quedar encerrados y dejar de hacerlo todo.

El teatro es expresión, trabajo de grupo, química, conocer personas. No hay interacción ni contacto cuando es online.

No pudimos disfrutar del Túnel del terror este año, no tendremos cabalgada en Granollers… Pero hablemos de cosas bonitas. ¿Cómo fue el reencuentro con el público en el Teatre Auditori de Granollers con La del manojo de rosas? Pudisteis por fin estrenar, además de reabrir la programación después del confinamiento. Qué emoción… ¡y qué responsabilidad!

Fue muy bien, era una producción que estábamos ensayando desde el año pasado y teníamos muchas ganas de estrenar. Después de dos anulaciones (en abril y en la Fiesta Mayor), estábamos muy emocionados al saber que abriríamos de nuevo el Auditori. Responsabilidad, sí, un poco, pero en Milnotas ya tenemos cierta profesionalidad para asumir tal responsabilidad. Y, además, con La del manojo de rosas, esta zarzuela tan especial, una apuesta muy moderna y con una escenografía fuera de contexto en el espacio, con un vestuario estilo pin-up, muy a lo Grease, y un montón de bailarines, como un musical de los de ahora.

Y otra bonita noticia, que seguro llena de ternura y alegría a todas las familias, es el estreno de El gran llibre de Nadal, en el Llevant Teatre.

El gran llibre de Nadal ha sido fruto de la pandemia. En navidad tenemos un montón de personajes como Papá Nöel o los Reyes Magos que llevamos a los centros comerciales y que este año no podemos. ¿Cómo hacer entonces que surja la magia? ¡Pues en el teatro! Si podemos abrir una sala, ni que sea al 50% de ocupación, llevaremos nuestras animaciones en formato de representación teatral. Empezamos a crear canciones a partir de una especie de historias que la estrella de navidad encuentra dentro de un libro muy bien articulado y escrito por David Jordan. Ha quedado un bombón tierno y divertido. Y hemos agotado las localidades para este fin de semana. Será un auténtico placer representar el espectáculo también en el centro de Barcelona.

Hablando del Llevant Teatre, me vienen a la cabeza muchos recuerdos juntos, cuando era Teatre de Ponent, donde recibíamos clases de interpretación de muy jóvenes. Dime, ¿qué queda de aquel Joan Garrido, que llamábamos Joanet, de sus inicios como alumno? Ahora eres, además de profesor, director de una escuela de teatro musical… ¡se dice pronto!

Ha sido fruto de mucho trabajo y esfuerzo. Si me preguntas qué queda de aquel Joan, queda la esencia, su pasión e ilusión. Sobre todo, la emoción de trabajar en lo que me fascinaba cuando era joven y ahora puedo llevarlo a cabo yo mismo. Puedo transformar y crear. Como añadido, tengo la experiencia y el rodaje de estos años. Pero queda la esencia personal de qué es para mí el teatro.

Es muy importante que la cultura esté apoyada y subvencionada en este momento que vivimos.

Volvamos a la actualidad. ¿Dónde más te podremos ver estos días de navidad, tanto con Milnotes como actor?

Los próximos 19, 20, 26 i 27 de diciembre estaremos en el Cercle Catòlic de Gràcia en Barcelona con los espectáculos El gran llibre del nadal e Imagina, de magia de Adagio. Y este año, cuando suenen las campanadas, nos podréis ver a Dani Bernabé y a mí mismo en la gala de televisión del festival RDF de TeleCinco. Los días 2, 3 i 4 de enero estaremos montando un campamento real muy mágico en Manlleu. Las entradas son gratuitas pero hay que reservarlas con antelación. Se trata de un recorrido por doce espacios donde se representan pequeñas escenas para los más pequeños. Y el dia 5 organizamos la cabalgata de la misma ciudad y en otros pueblos como Montornès, Sant Fost o Les Franqueses. Los pueblos de menos de 30.000 habitantes pueden hacer cabalgatas, pero con recomendaciones concretas y recorridos especiales por calles anchas, para evitar aglomeraciones. No se podrá salir a la calle, solamente verlas desde los portales.

¿Y después de navidad, qué proyectos tienes entre manos?

Ahora mismo, sólo pienso en Navidad. No me gusta pensar qué pasará a partir de enero porque me provoca mucha preocupación. Queremos continuar las clases, eso sí puedo decirte, y si pueden ser presenciales, mejor que mejor. En cuanto a los espectáculos, iremos viendo. Es habitual que haya un descenso de trabajo a principios de año hasta la primavera. Intentaremos continuar vendiendo las producciones que tenemos, reemprender Sant Jordi, volver a interpretar el espectáculo de la prevención de petardos en junio para Sant Joan, reencontrarnos con las familias del Circuito de Cataluña nada más vuelva a abrir… Ahora tenemos que vivir el día a día porque no hay nada seguro. La situación nos llevará por un camino u otro.

Para acabar, me gustaría que me dieras tu más sincera opinión sobre las declaraciones de la actual consejera catalana de cultura, Àngels Ponsa, a quien parafraseo: «el sector cultural no quiere subvenciones, quiere trabajar».

Me ahorraré muchas palabras al respecto. Si me preguntas «¿qué no te gusta de tu profesión?» lo primero que te responderé es el poco apoyo hacia todas las empresas culturales, exceptuando las tres más conocidas, cuando hay muchas que hacen un trabajo excelente y de alta calidad, que no reciben ni un sólo euro de subvención. En nuestro caso, hemos tenido algún proyecto que nos han contratado, pero nunca hemos recibido ningún tipo de subvención que nos hayan dado por ser una empresa cultural. Queremos trabajar, evidentemente, ¿quién no quiere trabajar? Pero al llegar a final de mes, a medida que recibimos las facturas, también queremos cobrar. Sé de muchas empresas que han caído, cambios de locaels, personas realmente con muchos problemas… Yo soy joven y tengo mucha energía, pero hay personas que llevan muchos años de profesión y que esta situación les ha matado. Es muy importante que la cultura esté apoyada y subvencionada en este momento que vivimos.

2 comentarios en «Joan Garrido»

  1. En Joan va ser el profe de teatre dels meus fills. Ens va engrescar als tres i vam fer de dimonis a l’auditori de Les Franqueses.
    En Joan no ha perdut mai la seva esència i a lluitat per aconseguir els seus somnis. Li desitjo el millor, avui i sempre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba